26.3.09

Europa

Huir, pequeña, no te servirá de nada
las arañas están ya en tu sangre,
recuerdos que te quitan la salud,
sin ninguna culpa.

Me gustaría saber qué llevás en tu bolso
aparte de un revólver psicodélico
y bagullos oxidados.

Ya sabés, del sur te echaron
por escupirle brea al jefe de los hipíes
y el mar está demasiado frío
para negociar con tus huesos,
imaginás el norte, ves fuego entrando
por tu nariz, estatua inca.

Nunca nadie te ayudó ¿por qué pensás que el viento va a hacerlo?

Escuchas risas y humo amigable en el monoblok.
Pero solo hay sombras, quizás de aquellos
que fueron atacados por las arañas
en la primera época.

Tranquila, pequeña, estás sola.

Una lágrima tuya es Europa.




PIETRO, 2009

15.3.09

MARCOS PAZ

Creo q sólo una vez estuve en Marcos Paz.
Un pueblo común con una ruta q lo acerca
al continente
una estación d servicio buena y otra mala
donde conocen tu
destino
y el destino d aquella otra tormenta
q decidió estallar en
Mardelplata
como si ese fuera un invierno cualquiera en el verano
como si viéramos las fotos d la guerra q perdimos 3 a 2 o 5 a 4
y también estaban los cines y los
bares
y los santos cocainómanos despiertos para siempre
y el extremo
sur
donde presentimos q en algún lugar podríamos ser felices
casi húmedos
como chicos mirándose d viejos
como ahogados mirándose con vida.
Y entonces al auto se lo lleva la ruta nuevamente
los peajes
los climas
vos descalza
las canciones
el docke y Parque Rivadavia
y así volvíamos a nuestras enfermedades
un poco más curados
así
volvíamos
a nuestros camarines
a nuestras plateas y nuestras populares
a una canción q suena como un mantra
una delicadeza congelada
una plegaria a vendedores d diarios
a fabricantes d
trofeos.

Sólo una vez estuve en Marcos Paz.
Salir d allí, ahora, es mi problema.


Luis Lhoner – Moron- 30 -3-07

9.3.09

TRIO

.
Ecuación


Inteligencia artificial
bomba de hidrogeno
cohetes a la luna
ortopedia social
un corazón trasplantado
de dos mil años.
Y una ola
que se mueve
en dirección contraria.



Ulises

.
.
.

Estampida


Final
Era de noche.
hacías tu bolso
Desprolijo
Mirando al costado
no cerraste la puerta
y entro todo el viento.
Decías cosas como estas,
mientras baja por las escaleras
esperando una señal
nunca llego
y menos el avión.
Tus ojos
trinchera de la
segunda guerra,
un film que no termina.
La madrugada,
Te lleva a un auto
Blindado
y soñaste con una
estampida que
se lleve todo.

nana

.
.
.

Clima


Respiramos hondo.

En la tierra
estaban aviadores
mareados
por el color
de una camisa.

Ellos
confiaban en la pista
pero no en el clima.

Perdidos
en el aire
como aquella ves en la casa,
los aviadores
interrumpían
sus pensamientos
para ver
la tormenta
y cada gota
o trueno
los acercaba
al piso.

Ellos sabían
el final
del avión
o de un misil
a punto de
impactar.

Una especie
de escenografia
extraña
vista desde
las alturas
congelaba
el tiempo
de espera o llegada.

Un avión
que vuela por el espacio
y se va estrellar
a la puerta de tu casa.

Nana.

5.3.09

BOXEADORES MEXICANOS

un boxeador viajero
durmiendo
en
aeropuertos
junto a un bolso de mano y una cadenita dorada

mujeres rubias que lloran solas en sus cuartos
o marchándose en un
tren
pero jamás al pie de una pirámide

un cactus en guardia
clavado
al
piso tembloroso del ring-side.



Luis Lhooner 24-02-09